Trastornos hormonales

Quistes ováricos

El quiste más habitual es el quiste funcional, que se produce en el ciclo menstrual normal. Son quistes que se desarrollan después de la ovulación, pero desaparecen solos en uno o dos ciclos menstruales.

Otros quistes son los ovarios poliquísticos, enfermedad que es parte de un trastorno endocrino (hormonal) que causa síntomas como irregularidades en el período menstrual, acné, exceso de vello, y quistes múltiples en los ovarios. En estas mujeres, el trastorno hormonal consiste en el aumento en la producción de andrógenos (hormona masculina que la mujer tiene generalmente en poca cantidad), circunstancia que, además de producir en algunos casos obesidad, diabetes o trastornos hormonales, produce también caída de cabello.

Hipertiroidismo

La glándula tiroides es un órgano importante del sistema endocrino y produce las hormonas que controlan la forma en que cada célula del cuerpo usa la energía, es decir, controla el metabolismo.

Cuando la tiroides libera demasiada cantidad de sus hormonas tiroideas en un período de tiempo corto o largo, hay que tener en cuenta que su origen puede ser ocasionado por muchas enfermedades, como recibir demasiado yodo, tumores no cancerosos, tomar grandes cantidades de hormonas tiroideas, tumores de los ovarios, etc .Entre muchos  de los síntomas cómo la fatiga, las irregularidades en la menstruación, el aumento del apetito o la pérdida de peso se encuentra la pérdida del cabello.

Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.

Hipotiroidismo

Es una afección en la cual la glándula tiroides no es capaz de producir suficiente hormona tiroidea. La causa más común de hipotiroidismo es la inflamación de la glándula tiroidea, lo cual causa daño a las células. Algunas mujeres desarrollan el hipotiroidismo después del embarazo.

Las causas del hipotiroidismo más comunes son: defectos congénitos, terapias de radiación de cuello, ingesta de determinados fármacos y la extirpación de la glándula tiroidea.
Como factores de riesgo están el ser mayor de 50 años y mujer.

Los síntomas más habituales: estreñimiento, depresión, fatiga, caída del cabello, aumento de peso involuntario, uñas quebradizas y débiles, etc.

Por todo ello es sumamente importante hacer un diagnóstico personalizado teniendo en cuenta  todos los aspectos.