Presoterapia

tratamiento de presoterapia en la clínica Dermay
El tratamiento de presoterapia se suministra a través de cobertores o botas (especiales para la presoterapia) que recubren las piernas y glúteos, a través de las cuales se realiza, sobre el cuerpo, una presión positiva que se va alternando en forma ascendente, por lo cual se le llama también presoterapia secuencial.

A través de estas ondas de presión, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así con la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las várices.

A pesar de que se suele relacionar a la presoterapia con un tratamiento contra la celulitis, es mucho más que un tratamiento estético contra la celulitis. Las mejoras cosméticas que se logran con la presoterapia son consecuencias directas de beneficios médicos o, expresándolo de otro modo, los trastornos como la celulitis y las piernas varicosas, son en realidad expresiones estéticas de un problema clínico, que puede deberse a una mala circulación, y ese es exactamente el trastorno sobre el cual la presoterapia actúa.

La presoterapia logra reactivar el sistema circulatorio, aumenta la oxigenación del cuerpo, estimula el sistema inmunológico y tonifica los músculos.

Además de estos beneficios médicos, encontramos entre sus ventajas estéticas que la presoterapia elimina la celulitis, previene la formación de nueva celulitis, y modela y reafirma glúteos y piernas.