¿Por qué están triunfando los implantes de pelo?

José Bono, Hilario Pino, Silvio Berlusconi… Políticos, periodistas, y famosos se han apuntado a lamoda de implantarse pelo, una tendencia que igualmente ha crecido entre los ciudadanos de a pie en los últimos meses. ¿Por qué esta posibilidad a los problemas capilares, antes denostada, está triunfandodentro y fuera de nuestras fronteras?

El Confidencial Digital ha trasladado esa pregunta a expertos en tratamientos capilares, que han observado incrementar su tamaño de negocio de forma considerable en el pasador quinquenio. Los profesionales hablan de cuatro factores fundamentales: el cambio de mentalidad de la sociedad, el cuidado del físico igualmente por parte de los hombres, la alusión de los famosos, y la crisis económica.

Cambio de mentalidad en la sociedad

Para que las personas con personas con problemas capilares se hayan decidido definitivamente a ponerse implantes ha sido imprescindible una evolución en la forma de pensar de la sociedad, que ha pasado de ver en esta técnica desde una perspectiva negativa.

Antes, “la ciudadanía veía un motivo de vergüenza hacerse injertos cailares, ya que todo el mundo lo notaba y se hacían burlas sobre las personas que optaban por esa alternativa a su problema”. Ahora, “ponerse un implante de pelo se relaciona con el deseo de sostener una imagen juvenil conforme con el espíritu de cada uno, y con la valentía de aquel que sigue esa opción.

Los expertos señalan que “ese cambio de la mentalidad ha sido fundamental para que las técnicas contra la calvicie hayan crecido tanto en los años que llevamos de siglo XXI”. Los hombres igualmente se cuidan

De los implantes que se hacen en España, el 75 por ciento es para hombres, que son los que más padecen problemas de calvicie y alopecia y, por tanto, son el público objetivo principal de las clínicas capilares especializadas en nuestro país.

Por ese motivo, “ha sido fundamental el hecho de que los hombres empiecen a preocuparse de verdad por su estética en los últimos años, algo que en los 80 y 90 no pasaba”.

Ahora, “todos quieren cuidar su imagen y mantenerse jóvenes y, encima de utilizar cremas, hacer deporte, dieta mediterránea, etc, los que necesitan más pelo se lo implantan sin problemas”.
La alusión de los famosos

Implantes capilares

Otro elemento determinante en el auge de las intervenciones de implantes capilares ha sido el hecho de que rostros conocidos, tanto de España como del extranjero, se han sumado a esta moda y han mostrado, sin tapujos, su nuevo pelo ante la opinión pública.

Personalidades políticas como José Bono o Silvio Berlusconi; periodistas como Hilario Pino, Carlos Herrera o Pedro Piqueras; y actores famosos de la talla de John Travolta, Nicolas Cage y el español Juan Luis Galiardo han servido de ejemplo para cientos de alopécicos en nuestro país y todavía fuera de nuestras fronteras, fomentando estas soluciónes capilares.
“Que sean visibles, a través de la televisión, el cine o los periódicos, los cambios que aportan a los famosos estas intervenciones ha sido fundamental para el crecimiento de este sector”, afirman los expertos en tratamientos contra la alopecia. Con más pelo, más trabajo

La crisis económica por la que atravesamos ha supuesto un incremento de este tipo de tratamientos contra la alopecia, pese a lo eleado de las intervenciones.

Los hombres mayores de 45 años, que se han quedado en el paro, “apuestan por invertir en los implantes capilares para rejuvenecer su aspecto, ya que se ha demostrado que las empresas buscan, sobre todo, experiencia y juventud”.

Esa tendencia “se ha observado sobre todo en compañías que trabajan de cara al público, y con viajes al extranjero: ejecutivos que llevan toda la vida en ese rol, y que se han quedado sin trabajo, buscan en esos tratamientos volver a recuperar la imagen que tenían diez años atrásr para volver a generar los éxitos de entonces a través de una nueva experiencia profesional”.